Testo Yonqui, Beatriz Preciado.


Debería dormir, pero igual que Beatriz Preciado se enganchó a la testosterona, yo me he enganchado a su historia. Lenta pero profundamente. Seguiré comiendo cacahuetes mientras devoro las páginas de su libro.

Puedes encotrarlo en La Casa del libro, Testo Yonqui, de Beatriz Preciado.

2 comentarios:

Ironic Dolly {S} dijo...

¿Me lo prestarás cuando te lo acabes? :P

Como una matrioska dijo...

Claro! :)

Publicar un comentario