A ratos Sil, a ratos... ena.


Parece que empezamos a hacerlo un poco bien. La psicomagia funciona, definitivamente. El otro día le dejé tocar mi quemadura. Grité, lloré, le pedí que me atara, para no poder impedirle que la tocara. Creo que nos gustó a ambos.

Ayer tuvimos una conversación muy interesante. Él y yo, después de hacer la compra a las tantas de la noche, en un parque con el cielo lleno de nubes y alguna que otra lluvia veraniega. Todo olía a camping, a tierra mojada y a vacaciones.

Me asignó un nombre para diferenciar cuando me habla como Amo a cuando me habla como pareja. La primera orden ha sido sencilla, debo ir a buscarle al trabajo bien guapa. Escogí un vestido con la parte de arriba de encaje y unos zapatos de charol negros con tacón. Espero que le guste. Estoy nerviosa. Me gusta.

3 comentarios:

Ironic Dolly {S} dijo...

Debías de estar preciosa...puedo imaginarte.
Según mi punto de vista, es una idea estupenda la de diferenciar a la persona de la sumisa, y viceversa por el cambio de nombre.
Es genial, porque así no tendrás que estar en alerta y en constante expectación, para ver cuando es Él o él :D
Puedes relajarte, estar tranquila...

Mis felicitaciones a ambos, por tan maravillosa idea.

Y sí, sin duda diviso una masoquista, que comienza a florecer jijiji.
Besitos, te quiero.

Corazón de Madera dijo...

uff...lo de la quemadura, me hizo temblar de placer...

>:)

Por cierto...sí, estabas preciosa, Ena.

amelie dijo...

Joooo....qué bonito leer que algo bueno florece y evoluciona, envídia sana XD

Y suscribo la buena idea de separar mediante un nombre diferente las situaciones "normales" de las MALOTAS!!

Publicar un comentario