Hoy le pido a la luna un imposible


Estan siendo unas vacaciones muy intensas. No se expresar como me siento.
Familia, buenos amigos, mi entorno, mis espacios, mi isla y mi dios dorado... Él y él. Siento como si mis chakras fueran a explotar porque son incapaces de contener tantas emociones. Me siento en casa pero lejos de mi hogar. Yo ya no pertenezco a esta ciudad. Y no quiero tener que viajar para verles, hoy más que nunca quisiera que ciertos lugares y ciertas personas, lo abandonaran todo y se mudaran a Berlín. Hoy siento que tengo doce años y le pido a la luna un imposible. Hoy siento que soy muy feliz y se me caen las lágrimas.

2 comentarios:

Ironic Dolly dijo...

Que bonita eres..

Como una matrioska dijo...

Gracias *^^*

Publicar un comentario